Manifiesto

2016

La solidaridad es la Madre común de todos los seres humanos

El progreso humano nunca se hubiera dado sin personas que cruzaron todo tipo de fronteras a lo largo de la historia. Migración significa decir “sí” a la vida. Migrar es unir y comunicar costumbres, conocimientos, culturas y religiones. Migrar es imprescindible para avanzar hacia una cultura real del encuentro. Reivindicamos el derecho de toda persona a emigrar.

Nos encontramos en un momento de la historia marcado por dos dinámicas perversas e íntimamente unidas: Por un lado, la brutalidad de las grandes potencias y las grandes corporaciones multinacionales buscando preservar sus inhumanos intereses y, por otro, la manifiesta incapacidad política para resistirse al imperio de los poderes económicos. Como resultado de esas dos dinámicas se condena a gran parte de la población del mundo al hambre, la miseria y la guerra. Las consecuencias son la muerte de inocentes y las migraciones forzosas. Reivindicamos el derecho de toda persona a no tener que emigrar.

Hoy las fronteras son la evidencia más clara del fracaso de la política. Una política que acaba anteponiendo el servilismo a los criminales intereses de la economía a la defensa de la democracia, los derechos humanos y la búsqueda del bien común. El capital tiene las fronteras abiertas. Por el contrario los inmigrantes de países empobrecidos que llegan a las fronteras de los países enriquecidos se encuentran con la muerte, el desprecio y la persecución. Frecuentemente los mismos países que han colaborado con el expolio, que han promovido guerras, que han impulsado políticas económicas nefastas en países empobrecidos se niegan a acoger dignamente a los que emigran buscando salir de esas situaciones. En no pocas ocasiones se utilizan las fronteras para elegir a los pobres que “interesan” y cuando interesan, como en tiempos de la esclavitud. Es una doble injusticia. Exigimos el compromiso de todos en la lucha contra las causas del hambre y las guerras.

Sabemos que no podemos dejar que nos venza el miedo y la impotencia. La solidaridad ha sido siempre la fuerza de los de abajo. Hemos visto luchar y trabajar a los que no tenían fuerzas, hemos visto asociarse noviolentamente a los aparentemente no tienen posibilidades, hemos visto la dignidad en muchas mujeres y hombre que se debaten entre la vida y la muerte. Queremos unir nuestros esfuerzos. Confiamos, porque así ha sido siempre en la historia, que desde abajo podemos cambiar las cosas. Nos comprometemos a trabajar solidariamente contra la injusticia que suponen las fronteras en el mundo actual.

Como un gesto universal de ese compromiso convocamos por 4º año consecutivo a un ayuno mundial en solidaridad con las personas migrantes. Nos dirigimos a todo tipo de organizaciones, colectivos y grupos de personas que trabajan, en diferentes ámbitos de compromiso, con las personas migrantes que sufren injusticias en cualquier parte del mundo. Les convocamos a unirnos el 18 de Diciembre de 2016, día de las personas migrantes. Para ello proponemos:

– Qué ese día se promueva un ayuno solidario en solidaridad con las personas migrantes.

– Que se realicen actos para hacer visible ase ayuno y el sentido que tiene.

– Que se firme y difunda este manifiesto.

2015

La actual “crisis migratoria” que tiene lugar en todo el mundo, desde el Sur-Este de Asia, pasando por el Mar Mediterráneo, Australia, Estados Unidos y México, muestra la importancia fundamental de seguir luchando para que se respeten los derechos humanos.

En este momento, hay más de 230 millones de personas viviendo fuera de sus países de origen.

Desde enero del 2015, las guerras provocadas por los intereses de las grandes potencias han forzado a más de 5 millones de personas a abandonar sus hogares. Al mismo tiempo, solamente en el Mar Mediterráneo más de 6 000 personas se ahogaron este año, huyendo de sus países en guerra o de hambre. La gente está siendo empujada a escapar también de Centroamerica, África, Asia y otros lugares del planeta. En Europa, en las costas italianas, griegas y maltesas hemos podido observar -especialmente durante enero y febrero- cómo las autoridades se mantenían indiferente mientras la gente moría asesinada en el Mar Mediterráneo. Esto sigue pasando mientras redactamos con dolor estas líneas. En este momento hay familias enteras con bebés y niños bloqueados en Grecia y Macedonia en el mal llamado Corredor Humanitario, que no es más que un camino totalmente controlado para hacer sufrir a la gente que está escapando de la guerra y del terrorismo.

Podemos escuchar y ver a diario la violencia de la xenofobia, el racismo y la intolerancia hacia las personas migrantes. Cada día los medios recrean un estatus criminal de las personas indocumentadas cuando nos llaman ilegales o siembran miedo hacia nosotros. Nuestros derechos como personas migrantes, nuestros derechos fundamentales, como el derecho a ser respetados como seres humanos, el derecho a la educación, al trabajo y a la sanidad, y otros derechos, son violados constantemente. Pero lo peor es que el primero, el esencial, y fundamental derecho- el derecho a la vida- está siendo violado impunemente. Este derecho no depende de la situación regular o irregular de nadie, ni de las políticas de un estado, ni de las fronteras, regímenes o de la falta o posesión de ningún tipo de documentos. Nadie puede quitar a nadie este derecho.

Es por eso por lo que no vamos a quedarnos callados y vamos a protestar este año, como llevamos haciéndolo desde 2013, haciendo un día de ayuno en el día internacional de la persona migrante. Vamos a luchar por el derecho de todas las personas a vivir en dignidad y respeto, por los derechos fundamentales. Personas migrantes, asiladas políticas o refugiadas, teóricamente estamos bajo protección según el derecho internacional, los derechos humanos, el derecho humanitario y en los tratados marco en derecho de refugiados ¿Por qué no se cumplen?

Necesitamos hacer juntos esta lucha, en todo el mundo, en cooperación y solidaridad. Necesitamos gritar con una sola voz, porque nada y nadie es más importante que la vida humana. Nada es más importante que las manos que nos damos los unos a los otros para ayudarnos.

2013 y 2014

Nosotros, mujeres y hombres, perseguidos por ser inmigrantes o refugiados,

Nosotros, trabajadores internacionales,

hacemos un llamamiento a todas las personas que se sienten comprometidas en la lucha por un mundo más justo a que se unan a una acción pacífica de protesta contra las leyes que persiguen a los inmigrantes. Mas de 250 millones de migrantes en el mundo viven perseguidos de múltiples formas. Por ello inciamos este llamamiento desde Europa donde existen 420 centros de detención de inmigrantes y desde Tijuana Baja California México, donde cientos de miles de inmigrantes son deportados y arrestados, extorsionados, robados, golpeados y hasta asesinados por policías municipales. ¡Ya basta de opresión! ¡Ya basta de encarcelamientos injustos! , ¡Ya basta del derramamiento de sangre inocente! ¡Ya basta de actos inhumanos contra los trabajadores internacionales, los forzados a migrar! Desde aquí lanzamos un grito a todas las personas y organizaciones comprometidas con la justicia para que exijan justicia y que se respete la dignidad de las personas migrantes.. Os invitamos a uniros a este día de HUELGA DE HAMBRE POR LA JUSTICIA Y DIGNIDAD DEL MIGRANTE el próximo 18 de Diciembre, Día Internacional del Migrante. Es un llamamiento a un ayuno mundial, una protesta pacífica para exigir la protección de todos nuestros derechos, los derechos humanos.

Tuvimos que dejar nuestros países por las guerras y la pobreza y muchos de nosotros han sido asesinados y han muerto en los confines de distintos países. En los últimos años, 25 mil personas perecieron de camino a Europa, 10 mil pasando la frontera entre México y EE.UU., miles han muerto tratando de cruzar la frontera Mexico/Guatemala, mas de 20,000 migrantes han sido secuestrados en Mexico anualmente, y miles mas han muerto en el trayecto a la frontera, 3 mil tratando de llegar a Australia. Muchos de nosotros lo hemos perdido todo: la patria, la familia, los amigos y podemos salvar solamente nuestro honor, que está siendo humillado ante los ojos de todos y bajo el amparo de la ley. Somos personas que estamos intentando conseguir asilo, salvar nuestra dignidad y nuestra vida en países extranjeros, si conseguimos llegar, pero nuestros derechos como solicitantes de asilo o, simplemente, como seres humanos, hoy día están siendo violados. Esta tendencia no puede continuar.

Por ser inmigrantes o refugiados somos privados de libertad durante meses o años y tratados como si fuéramos criminales. Entre otras cosas se nos fuerza a comer comida caducada; se nos humilla y somos tratados de manera degradante; si protestamos, somos obligados a limpiar retretes y agredidos por los guardias; forzados a mentir para actuar según las reglas de los procedimientos; nuestros hijos pueden ser encerrados en una prisión durante meses o años, privados de educación; si estamos enfermos, no se nos deja comer y no tenemos derecho a un doctor competente o carecemos de cobertura médica; nuestro caso se examina solo de manera superficial; se nos deporta a sitios inseguros y, a la vuelta, nuestra vida corre peligro. A veces, incluso llegamos a pensar que la muerte en nuestro propio país sería mejor que ser humillados y tratados de manera degradante en un país “seguro”.

Nosotros, que somos parte del pueblo humillado y olvidado, os hacemos este llamamiento para que nos apoyéis con vuestra solidaridad . Todos somos humanos, ningún ser humano es ilegal, y todos tenemos derecho a vivir con respeto, dignidad y justicia. Pedimos protección para lo más valioso que poseemos: la vida. En nombre de las pasadas, presentes y futuras generaciones, en nombre de la Humanidad.

Firmantes individuos y grupos de refugiados migrantes:

Convocantes 2013 y 2014:

Ekaterine Lemonjava,  nacida en Georgia, iniciadora de la mayor huelga de hambre en los CIEs en Polonia (Georgia)

International Humanitarian Coalition Pro-immigrant, CHIP, (Americas)

International Artivism Collective (Americas)

Deported Migrant Camp Tijuana (Mexico)

Border Angels (México/US)

Espacio Migrante, colectivo (Tijuana, B.C, México)

2014, Firmado por:

جمعية الأرض للجميع-Association la terre pour tous (Túnez)

Coalition Internationale desSans-papiers, Migrant-e-es, Réfugié-e-s et Demandeur d’asile, CISPM, (Francia, Italia, Alemania)

Movimiento Migrante Mesoamericano, 3M (Americas)

Circle of Silence Warsaw – Krąg Milczenia Warszawa (Polonia)

Todos los apoyos aquí

 

 

Advertisements